Sobre el problema del aparcamiento en Egia y el reparto del espacio público

En un artículo publicado por El Diario Vasco el pasado sábado 18 de abril titulado “Una hora para aparcar en Egia” y firmado por Estrella Vallejo, se hacía referencia al problema de aparcamiento existente en Egia. Estamos de acuerdo en que el aparcamiento en nuestro barrio es un problema, pero no podemos admitir que se plantee, como causa de dicho problema, el proyecto de bidegorri (es decir, el reparto del espacio público en beneficio -en este caso- de peatones y ciclistas). Y tampoco entendemos por qué cuando se trata cualquier problema que supuestamente hay en Egia, El Diario Vasco nunca solicite la opinión de la asociación de vecinos Egia Bizirik o, como en este caso, la de la asociación Kalapie. Parece que no interesa reflejar lo que opinan al respecto.

Efectivamente, en Egia el aparcamiento es un problema. Pero es un problema viejo; un problema que se tendrá que resolver con propuestas concretas y nunca en contra del resto de usuarios (peatones y ciclistas), sujetos también de derechos. De lo que se trata, por tanto, es de repartir el espacio público y de convivir entre todos y todas: no admitimos que se considere al coche como el único con derecho a disponer de un espacio en la vía pública. Entendemos que el problema en Egia se debe, en parte, a la falta de regulación del aparcamiento, a que cualquiera que se acerca a Donostia puede dejar el coche en nuestro barrio sin ninguna limitación , y también a la falta de parkings públicos; todo eso supone una carga para los residentes de Egia. Consideramos, por tanto, que se debería regular el aparcamiento en Egia, estableciendo la OTA en el conjunto del barrio y priorizando las plazas para residentes, y adoptando medidas similares a las existentes en otros barrios de la ciudad como son zonas para estacionamientos breves, tarifas económicas y horarios especiales. Creemos, además, que se deberían crear parkings públicos, ya que en la actualidad sólo existe uno, en Duque de Mandas, con una capacidad de 149 plazas.

En el artículo mencionado hay, además, varias afirmaciones y opiniones que, en nuestra opinión, merecen una corrección o explicación. En primer lugar, se obvia que en la actuación prevista para mejorar los espacios peatonales e incorporar el bidegorri, se recuperarán ocho plazas en la calle Iruresoro (ya que será una calle de sentido único); es cierto que se eliminarán alrededor de 15 plazas en la calle Egia, pero también lo es que se van a ganar ocho en Iruresoro. Este dato, sin embargo, no aparece recogido en la información de El Diario Vasco.

Se afirma, además, lo siguiente: “…la respuesta que ofrece la mayoría de los vecinos es que ven positivo el bidegorri pero no a costa de eliminar plazas de aparcamiento…”. ¿A quién se refiere cuando dice “mayoría de los vecinos”? ¿Tiene el DV algún estudio sociológico que le lleve a hacer semejante afirmación? ¿O se refiere a las personas consultadas por el DV? ¿Y con cuántos habló? Conviene recordar, además, que dar espacio público a quien no lo tiene (ciclistas) o a quien lo tiene de manera insuficiente (peatones) sin quitárselo a nadie es… físicamente imposible; el espacio es el que es y se trata de compartirlo de una manera racional entre todos y todas.

También se recoge la opinión de un vecino que afirma lo siguiente: “….si esta medida se toma con el voto de los vecinos, a mí no me han consultado….”. La ciudadanía tiene derecho a saber que el proyecto de bidegorri es consecuencia de un proceso de participación: el Ayuntamiento convocó a todos los vecinos y vecinas de Egia en la casa de cultura para presentar una propuesta; la convocatoria fue pública -igual que la de Blas de Otero-, se explicó que se trataba de una propuesta abierta y se propuso la creación de un grupo de trabajo formado por vecinos y vecinas (en el que participó todo aquel que quiso) para colaborar con los técnicos municipales en la elaboración de mejoras para el barrio –el proceso llevado a cabo para Blas de Otero es similar-. Esos detalles tampoco fueron recogidos en el artículo del DV, y son de suma importancia, ya que puede llevar a pensar, basándose en la opinión antes mencionada, que se hurtó a los y las egiatarras el derecho a participar y dar su opinión. Nada más lejos de la realidad: consideramos que, desde el punto de vista de participación ciudadana, éste ha sido un proceso ejemplar cuya metodología debería extenderse a otros ámbitos de la vida municipal.

En Donostia – San Sebastian, a 24 de Abril de 2015

EGIA BIZIRIK  AUZO  ELKARTEA Y COMISION  DE  VECINOS/AS  CREADO  PARA TRABAJAR  LA PROPUESTA DEL AYUNTAMIENTO PARA EL PROYECTO DE MEJORAS PEATONALES Y BIDEGORRI DE EGIA

Kategoria: Uncategorized. Gorde lotura.

Utzi erantzuna